Apertura de cuentas bancarias para ciudadanos de la UE

Si tiene previsto residir en España varios meses al año es necesario que abra una cuenta bancaria en este país. Es aún más importante hacerlo si va a comprar una propiedad o constituir una empresa en España ya que, además de pagar la transacción que conlleva la adquisición de una propiedad como tal, también necesitará una cuenta para contratar los distintos suministros para la vivienda, como electricidad, agua o gas. Otra de las ventajas que tiene abrir una cuenta en una entidad bancaria española es poder tener acceso a hipotecas y créditos.

Apertura de cuentas bancarias para ciudadanos de la UE

Cuentas bancarias para residentes y no residentes

España ofrece cuentas bancarias para residentes y para no residentes. En el caso de estos últimos, las cuentas suelen tener unas comisiones más altas pero la ventaja de este tipo es que no se tienen que pagar los impuestos propios de una cuenta. Se consideran no residentes aquellas personas que pasan un máximo de 183 días (seis meses) al año en España y que no ejercen su principal actividad profesional en este país. Algunos de los bancos más importantes ofrecen cuentas de no residentes que minimizan las comisiones para las transferencias realizadas desde el extranjero y, en este sentido, cabe destacar que los bancos españoles no exigen ingresar grandes cantidades de dinero para abrir una cuenta.

Para abrir una cuenta de no residente necesitará lo siguiente:

• Un certificado de no residente, que puede solicitar en cualquier comisaría de la policía nacional. Se tarda unas dos semanas en obtenerlo. Normalmente el banco lo solicita por usted y puede que le cobre por ello.
• Un pasaporte o documento de identidad.
• Prueba de situación laboral /Declaración del impuesto sobre la Renta.
• Prueba de domicilio.
• Carta de recomendación del banco de su país.

Las cuentas de residentes tienen unas comisiones más bajas, aunque se cobra una comisión de mantenimiento, si bien el coste de hacer transferencias entre un país y otro es también más bajo. No obstante, es aconsejable consultar con un abogado o un gestor qué documentación se requiere en el caso de ciudadanos no comunitarios que deseen abrir este tipo de cuenta.

Documentos que prueben la calificación crediticia

Cualquier banco español también querrá comprobar su calificación crediticia. En general, para que le den una calificación positiva, su salario mensual deberá superar tres o cuatro veces la cantidad que necesita gastar. Si usted está casado, no tendrá que presentar los documentos de ambos cónyuges.

Para obtener dicha calificación necesitará presentar lo siguiente:

• El certificado de registro de su empresa, si es accionista o socio fundador, o contrato laboral si trabaja para otros.
• Contrato de alquiler, si procede.
• Documentos de un Buró de Crédito nacional

Otros documentos importantes

En primer lugar, el dinero destinado a la compra de la propiedad deberá llegar a la cuenta que tenga en una entidad bancaria española directamente desde una cuenta personal en un banco de su país de origen. No se recomienda hacerlo desde cuentas offshore ni desde sociedades extranjeras.

La cantidad de dinero transferida deberá coincidir con los ingresos declarados en su otra documentación, o bien deberá aportar prueba de fondos como la venta de una sociedad u otro bien inmobiliario. Si desea comprar una propiedad en la que una empresa actúe como “compradora” tendrá que facilitar mucha más documentación.

Es importante que todos los compradores sepan que los bancos españoles están enormemente comprometidos en la lucha contra el blanqueo de capitales y que si consideran que los documentos que usted aporta no cumplen con sus requisitos o normativa, pueden oponerse a que usted haga una transferencia a la cuenta de su banco español.

31/08/2017
Artur Loginov
Artur Loginov Director de ventas +34 622 596 121