Los expatriados británicos en Marbella post-Brexit

El Brexit ya es una realidad. Desde el inicio del año 2021 los británicos han perdido definitivamente su condición de ciudadanos de la UE y son considerados como ciudadanos de un país tercero. Esto significa que se les aplicará las normas del régimen general de extranjería, sin perjuicio de que en algún momento se acuerde un régimen especial de movilidad para ellos, que está por ver.

¿Hay excepciones?

La única excepción a esta regla general son los británicos que tuvieran la residencia en España antes de finalizar el período transitorio el pasado 31 de diciembre de 2020. En este sentido, los ciudadanos británicos que fueran titulares de tarjeta verde o de certificado de ciudadano de la Unión antes del 31 de diciembre, tendrán una prórroga hasta el 30 de junio de 2021 para “canjearla” por la tarjeta de identidad de extranjero (TIE), que es el nuevo documento que acredita el estatus de residente como ciudadano de un país tercero.

Así, los que sean titulares de una residencia comunitaria temporal podrán obtener una TIE temporal válida por cinco años. Y los que sean titulares de una residencia comunitaria permanente, obtendrán una TIE permanente válida por diez años.

En ambos casos deberán presentar la solicitud de la TIE en la Comisaría de Policía que corresponda a su domicilio y acreditar su condición de residente comunitario antes del 31 de diciembre.

British expats in Spain after Brexit

¿Qué ocurre con los britanicos que lleguen a Marbella a partir de ahora?

Por el contrario, los que lleguen a Marbella a partir de ahora se verán en un principio sujetos al régimen general de extranjería como ciudadanos de un país tercero. En consecuencia, y salvo acuerdo bilateral o multilateral de última hora, los británicos que deseen establecerse en España deberán solicitar un visado de residencia no lucrativa en el Consulado de España que corresponda a su demarcación geográfica en el Reino Unido y acreditar solvencia económica, alojamiento en España, ausencia de antecedentes penales, seguro de asistencia sanitaria y no sufrir enfermedades que puedan tener repercusiones graves en la salud pública, como cualquier otro ciudadano no comunitario.

Una vez recibido el visado de residencia, podrán viajar a España y deberán solicitar la tarjeta de identidad de extranjero (TIE) en la Comisaría de Policía que corresponda a su domicilio, donde deberán presentar el visado de residencia.

¿Qué debe hacer los británicos que deseen establecer una empresa en Marbella o trabajar como autónomos?

Por su parte, los que deseen establecer una empresa en Marbella o trabajar como autónomos deberán también solicitar en el Consulado de España en el Reino Unido un visado de residencia y trabajo por cuenta propia. A tal fin, deberán contar con una infraestructura en España para desarrollar su actividad (como por ejemplo un local, oficina, nave, etc.) y acreditar medios económicos suficientes para ello.

Asimismo, deberán presentar un proyecto de establecimiento en el que se haga constar la actividad que pretenden realizar en España, la inversión prevista, la rentabilidad esperada y la creación de empleo.

Una vez obtenido el visado para trabajar por cuenta propia, deberán viajar a España, darse de alta en el Régimen de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social y solicitar la tarjeta de identidad de extranjeros (TIE) en la Comisaría de Policía correspondiente a su domicilio.

Obtaining a Golden Visa in Spain

¿Сómo los británicos pueden obtener la Golden Visa?

Otra opción que tendrán los británicos a partir de ahora es la Golden visa, que es la autorización de residencia para inversor que se concede a los inversores que compren propiedades en Marbella por un precio superior a 500.000 euros. También la podrán obtener los británicos que depositen un millón de euros en un banco español y los que compren acciones de una sociedad española por un importe superior a un millón de euros, entre otros casos. Asimismo, podrán obtener la Golden Visa los que justifiquen un proyecto empresarial que vaya a ser desarrollado en España y que sea considerado y acreditado como de interés general.

La Golden visa tiene numerosas ventajas; entre ellas, permite trabajar en España sin necesidad de pedir un permiso adicional, no exige vivir en España un mínimo de tiempo anual, permite viajar a cualquier país Schengen, se obtiene por un procedimiento muy rápido, y, además, la primera tarjeta de residencia tiene una validez de dos años y las siguientes de cinco años. El titular solo tiene tres obligaciones: mantener en todo momento la inversión que le dio derecho a su obtención, mantener un seguro de asistencia sanitaria válido durante todo el tiempo de vigencia de la autorización de residencia, y estar al día en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias en España.

¿Qué va a pasar con los que deseen trabajar como asalariados por cuenta ajena en Marbella?

Por último, los británicos que deseen trabajar como asalariados por cuenta ajena serán los que salgan peor parados. Si, como parece previsible, se les aplica el régimen general de extranjería como ciudadanos de un país tercero, será muy difícil que los británicos puedan ocupar un puesto de trabajo en Marbella, salvo casos muy excepcionales que estén dentro de las ocupaciones de difícil cobertura que publica el Servicio Nacional de Empleo, o en algún caso muy restringido en que no exista demandante de empleo inscrito en INEM para el puesto que se solicita. Hay que tener en cuenta que la situación nacional de empleo es el factor determinante para que un inmigrante pueda trabajar en España, y ahora los británicos estarán sujetos a este factor, con algunas excepciones como los hijos y cónyuges de residente, puestos de confianza, personal altamente cualificado, y otros pocos casos.

Move to Spain from the UK after Brexit

Por ello, para ser realistas, en el futuro los británicos que quieran trabajar podrán hacerlo por la vía del arraigo mediante la acreditación de haber vivido en España durante los tres últimos años con salidas cortas que no superen un máximo de 120 días en total en los tres últimos años. Esta es la fórmula que siguen los trabajadores inmigrantes de los países no comunitarios y esta es la fórmula que, salvo acuerdo bilateral o multilateral, tendrán probablemente que seguir los británicos, a quienes les aconsejo desde este momento que se empadronen en su ayuntamiento lo antes posible para ir ganando tiempo.

En lo que se refiere a los británicos propietarios de vivienda en España y los que quieran venir como turistas, no podrán permanecer en España más de noventa días cada semestre y necesitarán el pasaporte para entrar, aunque no creo que se les vaya a exigir visado de entrada.

En todo caso, estoy seguro de que el principio más importante que a partir de ahora va a regir las relaciones de los ciudadanos británicos con todos los Estados de la UE será el principio de reciprocidad. Según el trato que las autoridades británicas les den a los ciudadanos comunitarios, así será el trato que los países comunitarios les darán a los británicos.

Ricardo Bocanegra, Abogado - Gestoría Bocanegra

28/01/2021

Ricardo Bocanegra

Abogado - Gestoría Bocanegra

www.bocanegra.com

Artur Loginov
Artur Loginov Director de ventas